La cocina del Patata guarda alguna receta de salsas de hace tres generaciones con las que Carmen Lorenzo adereza sus tapas desde hace 22 años, que son los que lleva al frente de un establecimiento que ya cumple más de 60.

Situado en una plaza peatonal, San Clemente (aunque conocida como El Tubo), en pleno casco histórico de la capital, Bar Patata ofrece una extensa carta para tapear que mezcla las especialidades de siempre, como el clásico pincho de sepia y champiñón, con otras realizadas con exóticas carnes.

La de ñú o de avestruz, de moda hace unos años, han dado paso ahora a nuevas creaciones, como la que elabora con carne de la res japonesa de Wagyū o el Canguro con cebolla confitada y salsa de soja y miel, con carne importada por Australia Gourmet.

La caza también adquiere un protagonismo especial en lo pequeños bocados que ofrece el establecimiento, como la mini hamburguesa de jabalí con salsa de hongos.

Con una clientela de siempre a la que ahora se suma mucha gente joven, el tapeo en el Patata ofrece buenos momentos a grupos de amigos o familias, que disfrutan de tapas recientes, elaboradas en el momento, con aderezos caseros que van desde las mermeladas a la cebolla confitada o la salsa de tomate.

En su amplio interior, su larga barra o terraza, el variopinto público del Patata puede probar periódicamente nuevas creaciones ya que su propietaria participa en todas las jornadas gastronómicas organizadas por ASOHTUR (croquetas, micológicas, torrezno…).

DETALLES

Nombre de la tapa:
Albóndigas de pollo amarillo con salsa de amanitas
Tapa mediterránea:
SI
Apta celíacos:
NO
Ingredientes:
Picada de pollo amarillo, amanitas (o setas de temporada), cebolleta fresca, aceite de oliva, cúrcuma, azafrán, pan, leche, huevo, harina, brandy vino afrutado
Descripción:
Cazuela con mini albóndigas de pollo amarillo con salsa de amanitas. Guiso de elaboración diaria, tarda en hacerse. Hay tapa hasta fin de existencias