Desayunar un bizcocho casero en la terraza del Bar Hotel Apolonia viendo cómo la ciudad termina de desperezarse es uno de los pequeños de los muchos placeres que se pueden disfrutar en Soria.

Fundado en 1850, este establecimiento fue el primero en abrir en la plaza de Ramón Benito Aceña (conocida popularmente como plaza de Herradores) y el único que había en la zona hace un siglo. De ahí que fuera visita obligada para todo el que llegaba al centro de la ciudad.

De aquellos años, la cocina del Bar Hotel Apolonia conserva alguna receta que aún pone en práctica, como el pincho de calamar, un imprescindible en la ruta del tapeo por la capital.

Dos profesionales, padre e hijo, forman la tercera y cuarta generación de un establecimiento de tapeo tradicional que ofrece unas excepcionales croquetas entre las que destacan las de boletus, además del típico torrezno, tostas, encurtidos y otros elaborados pequeños bocados que también se pueden encargar y recoger en el local si prefiere tomarlos en casa.

Para acompañar la informal comida, el comensal puede decantarse por una cerveza natural de tanque, única en Soria. Y si lo prefiere, pedir un buen Ribera de la zona o alguno de los Riojas que ofrece su carta.

PALMARÉS DE PREMIOS DE LA AGRUPACIÓN SORIANA DE HOSTELERÍA Y TURISMO (ASOHTUR)

Concurso provincial de la Tapa Micológica

  • Mejor Tapa Micológica Mediterránea 2019
Apply for listing

Para solicitar este trabajo envía un correo electrónico con tus detalles a info@hotelapoloniasoria.com


Se puede aplicar a este trabajo y otros utilizando su currículum en línea. Haga clic en el enlace de abajo para enviar su currículum en línea y por correo electrónico su solicitud a este empleador.

DETALLES

Nombre tapa:
Timbal de nuestra tierra
Apta celíacos:
SI, consultar con el establecimiento
Ingredientes:
Manzana de Soria, mantequilla de Soria, setas 'pleurotus ostreatus', boletus edulis, nata de montar y cocinar, gelatina, aceite de oliva virgen, harina, sal y pimiento
Descripción:
Cortamos la manzana en dados pequeños y salteamos hasta que se ablanden. Salteamos las setas "Pleurotus ostreatus" en mantequilla de Soria y después caramelizamos. Para hacer la mousse: se saltean los boletus en AOVE, incorporamos la nata de cocinar y dejamos enfriar, una vez frio incorporamos la gelatina y montamos todo con nata de montar. Realizamos una peineta con agua, harina y sal. Emplatamos primero las manzanas, seguido las setas caramelizas y acabamos poniendo la mousse de boletus y adornamos con una peineta